Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/single.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/header.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/header.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/header.php on line 4
Todo lo que quiso saber sobre las Competencias Básicas y no se atrevió a preguntar — enclavedocente.es

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/sidebar.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/sidebar.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/sidebar.php on line 4

Todo lo que quiso saber sobre las Competencias Básicas y no se atrevió a preguntar


Juan José Caballero Muñoz

Experto en Competencias Básicas y Profesor de E.F. en el IES Nuevo Scala de Rute (Córdoba)

La normativa curricular que concreta la LOE recoge, como todos sabemos, un nuevo elemento curricular: las competencias básicas. La aparición de este nuevo componente curricular, que articula, vertebra y supedita a todos los demás, ha sido motivo de crítica en unos casos, discusión en otros, y ha suscitado numerosas dudas y cuestiones que no siempre han sido resueltas y, cuando lo han sido, no siempre en el mismo sentido. El presente artículo, lejos de pretender convertirse en una disquisición teórica acerca de las competencias básicas, intenta dar solución a muchos de los interrogantes que surgen entre el profesorado, siempre de forma breve y concisa.

PALABRAS CLAVE: Competencias Básicas, metodología, instrumentos de evaluación y tareas

1. ¿Son las Competencias Básicas producto de una moda pasajera?

Es fácil pensar esto analizando los continuos cambios en la legislación educativa ocurridos en las últimas décadas. Aún así, como bien dice José Moya, las competencias básicas han venido para quedarse. El proceso de definición y selección de las competencias trasciende el ámbito nacional y se sitúa en los entornos de la OCDE y UE, por lo que no aparece ligado a un determinado gobierno o signo político.

2. ¿En todas las Comunidades Autónomas se trabajan las mismas competencias básicas?

Sí, las ocho competencias básicas, tal y como se describen en la LOE y los Reales Decretos de enseñanzas mínimas, son trabajadas en todas las Comunidades Autónomas del Estado Español. Sólo un apunte: en Castilla La Mancha se ha decidido extraer algunos descriptores de la competencia en la autonomía e iniciativa personal y agruparlos en una novena competencia: la competencia emocional.

3. Antes de la aparición de las competencias básicas ¿todo lo que hacía en mis clases con mis alumnos/as estaba mal enfocado?

No hay que entender que toda la práctica docente realizada anteriormente a la aparición de las competencias básicas es inválida. Muchos docentes ya enfocaban su tarea docente en un trabajo competencial. La aparición de este nuevo elemento curricular debe marcar un punto de reflexión: atendiendo a las características de una metodología competencial, cada docente debe analizar su práctica, poner en cuarentena lo que hace, para, a partir de este análisis, decidir qué puede mantener, qué ha de eliminar y qué puede transformar.

4. ¿Se puede trabajar desde la materia Ciencias Sociales la competencia en razonamiento matemático? (la pregunta es extensible a otras materias de educación secundaria obligatoria y áreas de educación primaria y otras competencias).

Hay que echar mano de lo estipulado en el Real Decreto 1513 de educación primaria y en el Real Decreto 1631 para educación secundaria obligatoria. En ambos se afirma que un área/materia contribuye a la adquisición de distintas competencias y una competencia será fruto del trabajo en varias áreas/materias. Igualmente, en el Anexo II de esos Reales Decretos se puede comprobar de forma sorprendente que, en el apartado dedicado a la contribución de cada área/materia a las competencias básicas, en determinadas áreas/materias se obvia la contribución a determinadas competencias. Ahora bien, hay que tener en cuenta dos preceptos. En primer lugar tales premisas pertenecen al primer nivel de concreción curricular, que debe ser desarrollado y concretado en sucesivos pasos; en estos pasos puede establecerse una contribución a competencias que el Real Decreto olvidó. En segundo lugar, y poniendo como ejemplo la competencia en razonamiento matemático, la misma incluye descriptores basados en la capacidad de razonamiento, de argumentación lógica, de deducción, de inducción,… fácilmente abordables desde cada una de las áreas/materias. Lo mismo ocurre con otras competencias básicas.

5. ¿Cuáles son las opciones metodológicas más adecuadas para el trabajo de las competencias básicas?

Las distintas opciones metodológicas y los recursos materiales disponibles han de estar al servicio del profesor, el cual los seleccionará en función de su utilidad para el trabajo competencial y el contexto en el que trabaje. Así pues, no tiene sentido el “atarse” a una determinada opción metodológica y a un recurso muy concreto. Son un instrumento del profesor y no viceversa. Sí hay que aclarar que la metodología de trabajo más adecuada para las competencias básicas es la centrada en el aprendizaje cooperativo. Con las estrategias simples de aprendizaje cooperativo, además de trabajar las competencias más relacionadas con el contenido de trabajo de la tarea propuesta, la competencia lingüística (sobre todo el “hablar” y el “escuchar”), la competencia social y ciudadana, la competencia para aprender a aprender y la autonomía e iniciativa personal necesariamente se van a ver trabajadas.

6. ¿Son los instrumentos de evaluación para evaluar las competencias básicas los mismos que utilizo para evaluar mi materia?

En este sentido, hay que tener presente dos aspectos esenciales. En primer lugar, según la normativa vigente, los criterios de evaluación de las áreas de educación primaria y de las materias de educación secundaria obligatoria, serán el referente fundamental que el profesor deberá tener en cuenta para evaluar el grado de logro de los objetivos (de área/materia y generales de etapa) y el grado de adquisición de las competencias básicas. Por definición, los instrumentos de evaluación son las herramientas que el profesor utiliza para recoger datos acerca de si se han conseguido o no los criterios de evaluación y en qué grado lo han hecho. Luego siguiendo con el razonamiento, los instrumentos utilizados para la evaluación de las áreas/materias y para la evaluación de las Competencias Básicas han de ser esencialmente los mismos. Otra cuestión distinta es el carácter y sentido que deben tener tales instrumentos, lo cual aparece contestado en otra pregunta del presente artículo.

En segundo lugar, y aparte de todo lo anterior, no hemos de olvidar que el sentido y fin último de las áreas de educación primaria y de las materias de educación secundaria obligatoria es la adquisición, por parte del alumnado y en su etapa de educación básica, de las competencias básicas. Dicho esto, el aprendizaje a trabajar y, por tanto, a evaluar, en cada una de las áreas y materias es el basado en la adquisición de tales competencias. El trabajar y evaluar otro tipo de aprendizaje no competencial no tendría mucho sentido.

7. ¿Qué instrumentos son los más adecuados para la evaluación de las competencias básicas?

Una competencia es la forma en la cual una persona es capaz de utilizar todos sus recursos (saberes, destrezas, habilidades, …) para resolver una tarea en un contexto determinado. Por tanto, el instrumento que dará a la luz si una persona es competente en una determinada tarea es el que aportará información acerca de cómo busca la información, cómo la selecciona, cómo es capaz de utilizar y conjugar esta información con otros recursos que ya atesora,… para dar respuesta a la tarea que se propone. Una prueba memorística determinaría si el alumno/a recuerda determinados datos e informaciones, pero no si es capaz de gestionarlos y utilizarlos en la demanda que se le plantea.

8. Entonces, ¿qué ocurre con los exámenes?

La evaluación, según las distintas disposiciones normativas, es continua. Es decir, se debe de realizar durante y no solo al final. Los instrumentos de evaluación utilizados para la evaluación competencial deben basarse en la observación continua, deben formar parte del mismo proceso de enseñanza-aprendizaje. Dicho de otra forma, son instrumentos “durante”. Los instrumentos más finalistas, como pueden ser los exámenes, podrían en su caso completar la información, pero no convertirse en único referente. En cualquier caso, la orientación del examen será la expresada en la respuesta a la pregunta anterior. Por todo lo dicho en las líneas anteriores, las tareas de enseñanza-aprendizaje deben convertirse en el referente fundamental de la evaluación. La tarea de enseñanza se convierte en tarea de evaluación; las mismas tareas que me sirven para enseñar y al alumnado para aprender, servirán para evaluar.

9. Y si las tareas serán la base de la evaluación en competencias básicas, ¿cómo deben ser las tareas?

La tarea es la secuencia didáctica de ejercicios y actividades que ha de culminar en un producto más o menos tangible. Si la competencia se basa en el saber hacer y el saber ser, en el desarrollo de la tarea los alumnos/as han de poner en práctica estos aprendizajes que culminarán en un producto (un objeto, una presentación, una representación,…). Además, para considerar tales tareas como competenciales, el conjunto de tareas ha de trabajar todas las fases de adquisición competencial. Así por ejemplo, el informe Pisa, en las competencia matemática propone las siguientes fases de adquisición de una competencia: a) la reproducción (el alumno/a demuestra atesorar un contenido); b) la conexión (el alumno/a es capaz de conectar este contenido a un determinado problema para resolverlo); y la reflexión (el alumno/a aplica estrategias de resolución que discriminen por qué, cuándo, cómo, dónde,… utilizar el contenido aprendido en el problema planteado). Así pues, el conjunto de tareas planteadas a lo largo de toda la educación primaria y la educación secundaria obligatoria, deberán plantear la adquisición de estas fases.

10. ¿Qué tipo de tareas son más adecuadas para trabajar y evaluar las competencias básicas?

A la hora de afrontar el diseño de tareas de enseñanza-aprendizaje existe una doble opción: bien diseñar tareas propias de área/materia, cuya resolución requiere recursos y aprendizajes de esa área/materia, bien diseñar tareas integradas, cuya resolución requiere la puesta en juego de contenidos de distintas áreas/materias. Teniendo en cuenta que la realidad social nos plantea problemas y demandas complejas que precisan de recursos lingüísticos, matemáticos, habilidades sociales,… las tareas que mejor se adecuan a la adquisición de las competencias que una persona debe poseer para resolverlos son las tareas integradas.

11. ¿Se puede aprobar Lengua Castellana y Literatura y suspender la competencia en comunicación lingüística? ¿Y viceversa? (la pregunta es extensible a otras materias y a otras competencias).

Sería totalmente incongruente e incoherente. Siendo los criterios de evaluación el referente único para determinar tanto el grado de logro de los objetivos de la materia como el grado de adquisición de las competencias, es de entender que la calificación en ambas debe estar íntimamente relacionada. Si se da el caso que se plantea en la pregunta fácilmente se puede detectar que se está incurriendo en algunos errores:

• Utilizar instrumentos de evaluación distintos para evaluar las competencias (basados fundamentalmente en tareas) y para evaluar la materia (basados en pruebas más memorísticas que de aplicación de conocimientos). Siendo los criterios de evaluación el único referente para ambos mundos, también deberán serlo los instrumentos de evaluación que aporten datos del grado de consecución de esos criterios.

• Tal y como explica Jacobo Calvo, proponer un único contexto de aprendizaje basado en una comprensión literal, con una implicación meramente memorística, utilizando como único instrumento de evaluación una prueba escrita y asimilando la calificación en la prueba a la calificación en la/s competencia/s.

• Utilizar la calificación en determinada materia como referente para la calificación en determinada competencia (por ejemplo, el alumno/a que obtiene una calificación de 9 en Lengua Castellana y Literatura automáticamente conseguirá la calificación de excelente en la competencia en comunicación lingüística). En este sentido hay que recordar dos ideas: por un lado, una competencia se logra como fruto del trabajo en diversas materias; de otro lado, la calificación en cada competencia toma como base el diálogo y la decisión colegiada del equipo educativo.

12. ¿Qué peso tiene cada competencia en la calificación de mi materia?

La evaluación es la observación del grado de logro de un conjunto de criterios. Cada criterio de evaluación de la programación será referente para evaluar el grado de una o varias competencias. Luego el peso de cada competencia en la evaluación de la materia será el peso que, en el total de criterios de evaluación, tengan aquellos que sean referentes para valorar el grado de adquisición de tal competencia.

13. ¿Cuándo tengo que calificar las competencias básicas?

La calificación de las Competencias Básicas, consecuencia de la evaluación continua que de las mismas se ha hecho durante todo el curso escolar, tendrá lugar en la evaluación ordinaria de junio y extraordinaria de septiembre, siendo fruto de la decisión colegiada del equipo educativo.

14. ¿Todas las materias tendrán el mismo peso en el trabajo y evaluación de cada Competencia?

Hay dos elementos que marcan el peso de cada materia en cada competencia:

• El contenido de la misma: es obvio afirmar que hay contenidos que dan más pié al trabajo de determinada competencia.

• La carga horaria: independiente del contenido, el profesor que más tiempo trabaja con un alumno/a es el que mejor puede trabajar y evaluar cada competencia.

Bibliografía

–  Moya Otero, J. (Dirige), (2007-2008): Revista “Competencias Básica Escuela”. Wolters Kluwer España.
– Rychen y Hersh, (2002): Definición y Selección. de Competencias (DeSeCo): Fundamentos teóricos y conceptuales de competencias. París: OCDE.
–  Pujolás, P. (2001): Atención a la diversidad y aprendizaje cooperativo en la educación obligatoria. Archidona (Málaga): Aljibe.
–  Pujolás, P. (2004): Aprender juntos alumnos diferentes. Los equipos de aprendizaje cooperativo en el aula. Barcelona: Eumo-Octaedro.

Tags: , , ,


Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/footer.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/footer.php on line 4

Warning: Illegal string offset 'id' in /homepages/2/d346481746/htdocs/enclavedocente.es/wordpress/wp-content/themes/yamidoo/footer.php on line 4